Encargamos a un escritor especialista en literatura infantil la adaptación de Alicia para los lectores más pequeños (¡por eso está todo en mayúsculas!). Lo hizo conservando los capítulos originales, personajes, diálogos. Pero también proponiendo algunos puentes de sentido: en Alicia original hay una canción infantil tradicional, que ella deforma. Aquí, esa canción pertenece a María Elena Walsh.

Los dibujos son originales y pertenecen a un ilustrador que trabajó junto con el autor y nuestro equipo para hacer del libro un espacio visual y lúdico. Un objeto que, además de ser leído, pueda ser mirado con igual placer y encanto.