Programa visual y desarrollo editorial,

Colección de literatura clásica universal, es el insumo principal de una innovadora política pública de educación que fomenta la lectura y el intercambio horizontal en las escuelas como alternativa al modelo tradicional de la transmisión docente-alumno.

En las tertulias literarias dialógicas, como se denomina técnicamente a esa actividad en ronda, la lectura de los clásicos sirve —además de alentar una práctica fundamental— para intercambiar vivencias, reflexiones, contradicciones y fantasías de las chicas y los chicos. Ellos, cualquiera fuera su nivel, escogen un libro cada año. Le son entregados de manera directa y gratuita: no pertenece a la institución sino a cada persona. Se vuelven con ellos a casa.